Galletas rellenas de mermelada de grosella y naranja amarga

Siempre, siempre hay que tener el tarro de las galletas por lo menos medio lleno. Es una buena manera de levantar el animo y aplacar el cosquilleo del estomago.

Por supuesto siempre imprescindibles para desayunos y  meriendas.

Estas galletas son de mantequilla con un poco de almendra y rellenas de dos tipos de mermeladas naranja amarga y grosellas.

Siempre tengo en la despensa tarros de mermeladas caseras, la de naranja la habia hecho hace poco y aproveche para utilizarla de relleno.

La de grosella fue un regalo que me trajo mi yerno Alfonso de una feria de alimentación. Es una marca portuguesa, meia-dúzia  que entre otras muchas cosas tiene estas riquísimas mermeladas, toda una experiencia de sabores en un embalaje diferente y fácil de usar. Tienen tubos de todo tipo de frutas y con gran variedad de combinaciones. Se pueden usar por supuesto en repostería pero también para acompañar platos salados.

RECETA:

INGREDIENTES:

  • 260 gr. de harina
  • 50 gr. de almendra molida
  • 100 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar avainillada
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • azúcar glas para espolvorear

En un bol echamos la mantequilla blanda con el azúcar y el azúcar avainillado. Batimos con las varillas eléctricas hasta dejarla como una crema.

Añadimos el huevo y el zumo de limón. Batimos de nuevo.

Por ultimo incorporamos la harina, la almendra y la sal. Mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.

Hacemos una bola, envolvemos con film y dejamos reposar en la nevera durante una hora.

Ponemos el horno a calentar a 180º

Deberemos escoger dos tipos de cortapasas. Uno para dar formar a las galletas, el mismo para la de arriba y la de abajo. Otro pequeño para hacer el hueco en la que va encima.

Echamos harina sobre la meseta y estiramos la masa con el rollo de cocina. Cortamos con el cortapasas grande hasta acabar la masa. A la mitad de ellas le hacemos un hueco con el cortapasas pequeño. Las colocamos sobre papel de horno.

Horneamos durante 15 minutos aproximadamente. Deben quedar ligeramente doradas.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Las galletas que no tienen agujero las ponemos con la parte dorada para abajo, echamos un poco de mermelada y tapamos con una de las galletas agujereadas.

 

 

 

 

 

Espolvoreamos con azúcar glas por encima y listas para comer.

 

APUNTES:

En esta ocasión puse el horno sin aire con calor arriba y abajo. Hay que controlar que no se quemen, solo con que nos pasemos un minuto o dos pueden dorarse en exceso y esto hace que endurezcan primero y que pierdan sabor. A mi con 15 minutos me quedaron perfectas pero ya sabéis que no todos son iguales.

La mermelada de naranja la había hecho hace unos días y aproveche para rellenar alguna de las galletas aunque la mayoría las rellene con la de grosellas que esta riquísima.

Los cachitos pequeños también los rellene y quedaron unas mini galletas de bocadito.

Las mermeladas meia-dúzia las venden on line… por si queréis probar.

Animaros y haceros unas ricas galletas para cualquier momento.

Un abrazo muy dulce para todos.

Sweet Loli

Para cualquier duda que os surja o si queréis pedirme alguna información, además de en los comentarios también podéis contactarme en mi email dulcessweetloli@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s